MARIANO MORES   (1918 - 2016)

El tango, fascinante música popular que es danza y canción, cuya capital mundial es la ciudad de Buenos Aires, Argentina, tuvo en Mariano Mores a un creador extraordinario. Mores integró la llamada “generación del 40”, considerada la década de oro del tango en Argentina, por la profusión de compositores, poetas, obras, orquestas y demás intérpretes. En ese periodo, fecundo como competitivo para quienes cultivaban el tango, Mariano Mores sobresalió como un creador de verdadera belleza musical, cuyas obras a veces fueron objeto de disputas entre los directores de orquesta de entonces, porque varios querían la exclusividad del estreno. De esa época datan, para mencionar tan sólo algunos de sus tangos más famosos, “Uno”, “Gricel”, “Cristal”, “Cafetín de Buenos Aires” y el mundialmente conocido “Adiós pampa mía”  entre otros.

Por aquellos años Mores era pianista de la popular orquesta típica de Francisco Canaro, y como creador componía sus siempre esperados tangos. Además, el joven compositor albergaba un proyecto que sólo vería la luz hacia fines de los años 40: tocar el tango con orquestas de estructura sinfónica.  En efecto, Mores siempre sostuvo que el tango podía ser ejecutado por ese tipo de formación instrumental, pues era -y es- el medio sonoro de mayor riqueza y colorido tímbrico para hacerlo.

Mores consideraba a la denominada “orquesta típica” del tango (cuerdas, bandoneones, piano) como tímbricamente restringida. Es más, la gran mayoria de sus temas musicales fueron concebidos por Mores teniendo en mente el sonido sinfónico.

press to zoom
Mores-teatro-Opera-94
Mores-teatro-Opera-94

press to zoom

press to zoom
1/10

Photo: Piero Introcaso

IMG_0213.jpg

Mariano Mores dirigió sus dos formaciones "Orquesta Lírica Popular" y su "Sexteto Rítmico moderno" con mayor éxito sostenido en el tiempo (60 años) . Durante ese largo período Mores además dirigió en Argentina y en el exterior tanto agrupaciones ad hoc  como ensambles estables (por ejemplo, la  Sinfónica de Buenos Aires -hoy Filarmónica de Buenos Aires, la Sinfónica Nacional, las Sinfónicas de Mar del Plata y Rosario - todas de Argentina - y en el exterior la Sinfónica del S.O.D.R.E. de Uruguay, la orquesta de Radio Televisión Española -RTVE-, entre otras).

Como director Mores sabía perfectamente cómo debía sonar su música, por lo cual era de importancia crítica que las orquestaciones y arreglos musicales estuvieran escritas de acuerdo con el criterio estético del artista y, no menos importante, por alguien que conociera muy bien el género. Para llevar a cabo esa tarea, Mariano Mores eligió a uno de los mejores arregladores de Argentina: Martín Darré (músico con background en el tango y en el jazz) , quien supo captar y plasmar con brillantez en las partituras orquestales los requerimientos musicales del director.

Photo: Ricardo López

Photo: Piero Introcaso

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/4

La música de Mariano Mores es directamente comunicativa, es música que toca las fibras más sensibles del oyente, es música que conmueve.  Cuando es llevada al plano sinfónico, la conjugación entre la belleza de las obras originales con el colorido instrumental de las cuerdas, maderas, bronces, percusión más piano, bandoneón  y  guitarra  española,  da  como  resultado  una  experiencia  musical  imperdible.

Martin Massini Ezcurra